Soy Virginia Carreras, madre un niño (2013) y una niña (2016). Mi decisión de emprender este proyecto ha sido un proceso de reinvención tanto personal como profesional.

Hace tres años me reincorporé a mi trabajo después de la segunda baja de maternidad, por aquel entonces aún se llamaba así, y me encontré un panorama desolador. No tuve durante unas semanas un lugar donde ubicarme, pasé a tener funciones muy por debajo de las responsabilidades que había tenido siempre, no me tenían en cuenta para la toma de decisiones que hasta el momento ejecutaba yo…  A todo esto debemos añadir que al quedarme embarazada me dijeron que no era el momento adecuado, así que podéis imaginar el estado de ánimo en el que vivía. Tan solo pensaba en huir, en salir de allí como fuera, y después de dos años lo hice pero con una mala compañera de viaje: la desesperación.

Cuando estás desesperada no tomas decisiones lógicas ni coherentes, tan solo te envuelve el afán por cambiar tu vida como sea, y así fue como dejé mi trabajo y tomé un camino que a los dos meses vi que no tenía ningún sentido, y me hundí! Después de tantos estudios, dedicación profesional, experiencia internacional… Me vi con cuarenta años, dos niños y sin un futuro laboral, sin más.

Por suerte no me rindo con facilidad. Empecé a formarme en varios cursos relacionados con emprender, marketing digital, redes sociales y un largo etcétera. También me uní a grupos de networking y encuentros de mujeres emprendedoras.

Gracias a todo esto tuve claro que una crisis debe ser una oportunidad, y es lo que he plasmado en mi proyecto: dar visibilidad, apoyo y servicios a todas aquellas mujeres que como yo sufren o han sufrido injusticias en su entorno laboral a raíz de la maternidad.

Yo lo he vivido, lo he sufrido, he investigado, me he equivocado y sobretodo he aprendido. Déjame que te ayude a superar esta fase de la mejor manera, con toda la información y apoyo de profesionales podrás tomar las decisiones más adecuadas para ti y para tu futuro!